Monta tu evento: Exposiciones

Exposiciones

En la planta inferior de Tipos Infames se encuentra la sala de exposiciones. Durante el tiempo transcurrido han expuesto diversos artistas, generalmente dedicados a la ilustración. Ricardo Cavolo, Amaia Arrazola, Pablo Pérez San Martin, Guim Tiò, Alberto Cuenca, Conrad Roset, obra gráfica de Costus, Sara Morante y otros muchos que han querido compartir su obra en un espacio diferente. Especial agradecimiento a Julio Pérez Manzanares quien durante nuestro primer año se ocupo de gestionar el espacio expositivo. En la actualidad la sala depende directamente de Tipos Infames. A principio de año se programa las actividades expositivas confirmando a los artistas la posibilidad de su participación.

ExposicionesEl deseo

1 de Octubre de 2019 a las 11:00

María Hesse regresa a Tipos Infames y lo hace por la puerta grande. Después de haber ilustrado nuestro escaparate con motivo del Día de la Mujer, María ha escrito e ilustrado El Placer (ed. Lumen). Así pues, durante el mes de Octubre, las ilustraciones de su último libro colgarán de las paredes de nuestra sala de exposiciones. 

ExposicionesLucero

6 de Septiembre de 2019 a las 20:00

Llega el viernes y toca jarana y divertimento y que mejor que hacerlo de la mano de Choche Ezequiel, quien ha tomado nuestra sala de exposiciones. Con el título de Lucero, Choche ha credo con sus diversas obras un complejo visual lleno de referencias pop  que se entremezclan para confomar un rico panorama iconográfico.  Además Choche altera los tradicionales soportes pictóricos mezclándolos con elementos tradicionales como el hule u otros más icónicos como banderas de nylon resaltando así la potencia de su obra. Bajo un tamiz jocoso el artista reflexiona sobre problema como el terrorismo islámico o los asesinatos en España. Que la risa no os confunda, venid a comprobarlo hasta el 2 de octubre. 

ExposicionesVelazquez

1 de Septiembre de 2019 a las 00:00

Por fin vuelve el genio, el torrente que la pintura española ama, la crítica aplaude y el mundo admira. Tras el éxito de la exposición celebrada en el Museo del Prado en el año 1991  pero esta vez acompañados de sus amigos Rembrandt y Vermeer. El Museo del Prado y la prestigiosa librería Tipos Infames presenta “Velázquez, Rembrandt, Vermeer. Miradas afines”, un ambicioso proyecto que, con el patrocinio de la Fundación AXA y la colaboración especial del  Rijksmuseum de Ámsterdam, se dedica a la pintura holandesa y española de finales del siglo XVI y del siglo XVII.

La exposición, compuesta por 72 obras procedentes del Prado, el Rijksmuseum y 15 prestadores más - el museo Mauritshuis de La Haya, la National Gallery de Londres o  el Metropolitan de Nueva York, entre otros-, propone una reflexión sobre las tradiciones pictóricas de  España y los Países Bajos. Si bien la historiografía artística ha considerado a estas tradiciones como esencialmente divergentes, la exposición confronta los mitos históricos y las realidades artísticas de ambos ámbitos para reflexionar sobre los numerosos rasgos que las unen.

Velázquez, Rembrandt y Vermeer. Miradas afines es una exposición que invita al público visitante no solo a disfrutar de la calidad y relevancia de las 72 piezas que la componen, obras de algunos de los pintores más admirados de Europa en el siglo XVII, sino también a establecer puntos de comparación entre ellas.

Durante mucho tiempo ha parecido lógico pensar que el arte realizado en diversas partes del continente era muy distinto: que Velázquez, por ejemplo, es “muy español” y Rembrandt “muy holandés”. Esta apreciación parte de la desmedida influencia que la sensibilidad y la ideología nacionalistas de los siglos XIX y XX han tenido en nuestra forma de entender el arte. Los estudiosos de esa época concedieron gran importancia a lo que cada nación tenía de diferente, y se extendió la idea de que esas diferencias se manifestaban en el arte. Ese punto de vista minimiza los rasgos comunes que comparten los artistas europeos.

El caso de la pintura española y holandesa del siglo XVII es sintomático. Separadas por una guerra, su arte se ha interpretado tradicionalmente como contrapuesto. Sin embargo, el legado de la pintura flamenca e italiana, cuya influencia define toda la pintura europea, se interpretó de forma similar tanto en España como en Holanda. En ambos países se desarrolló en el siglo XVII una estética alejada del idealismo e interesada por la apariencia real de las cosas y la forma de representarla. Los artistas cuyas obras se muestran en esta exposición no expresan en ellas la esencia de sus naciones, sino que dan voz a ideas y planteamientos que compartían con una comunidad supranacional de creadores.

“La unidad de la pintura de Occidente es uno de los grandes hechos que hacen manifiesta la unidad de la cultura europea.”

José Ortega y Gasset